viernes, 24 de febrero de 2017

La UPR se levantó, ahora le toca al pueblo

Foto tomada por Jared Villanueva
La junta de control fiscal, un grupo de dictadores con vínculos fuertes con el pnp, exigen que la universidad recorte $300 millones de su presupuesto. Esa cantidad representa casi todo el costo operacional de todos los recintos salvo Río Piedras, Mayagüez y Ciencias Médicas.

La junta dictatorial no da razón alguna de porqué se debe de recortar esa cantidad específicamente. Cabe recalcar también que bajo la pasada administración del ppd ya se habían hecho recortes de más de $300 millones. ¿Qué más pretenden recortar estos individuos?

Bajo la amenaza del gobernador, que dijo que teníamos que escoger entre recortes a la UPR o recortes a la tarjeta de salud, la UPR se levantó y dijo basta yá. Los 11 recintos de la UPR decretaron paros para defender la institución universitaria más importante del país en tiempos en donde se recorta todo menos los contratos del ejecutivo y la legislatura.

La UPR siempre ha sido el frente más importante de lucha social en el país, pero si queremos acabar con las políticas neoliberales de austeridad necesitamos que ese frente sea uno mucho más amplio. Necesitamos crear alianzas con todos los grupos impactados por las medidas neoliberales que defiende la junta y la actual administración. No podemos darnos el lujo de mantenernos fragmentados, unidos podemos y venceremos.

Necesitamos alianzas con las uniones del sector privado y público, que recientemente han recibido golpes como la reforma laboral y la medida de empleador público único. Necesitamos alianzas con grupos defensores del medio ambiente como las comunidades de Tallaboa en Peñuelas y Playuela en Aguadilla. Tenemos que sentarnos y explicarle al pueblo que esta lucha es por los derechos de todos.

El frente debe ser uno muy amplio en donde quepa la gran mayoría del pueblo puertorriqueño, a todos esos que se nos exigen más sacrificios para pagar la deuda odiosa. Por nada del mundo debemos caer en la trampa de escoger entre la educación y la salud, eso es solo una estrategia de parte de la clase dominante que pretende dividirnos y que peleemos entre nosotros mismos.

Nuestra lucha no es en contra de los pobres y la clase trabajadora empobrecida, ya que ambas son víctimas del mismo enemigo. Nuestra lucha es en contra de una élite que acumula poder y riqueza producto de nuestro trabajo duro, y que al mismo tiempo se encarga de crear esta crisis para mantener su posición de poder y acumular aún más riqueza.

La lucha de la UPR es una del pueblo para el pueblo, no se dejen engañar. Es una batalla en contra del capitalismo bestial, en contra de nuestra situación colonial y en contra del neoliberalismo que impera aquí y en gran parte del planeta. La lucha de la UPR tiene un solo norte, la construcción de una sociedad puertorriqueña más justa en donde el pueblo pueda ver los beneficios de su esfuerzo.

El acceso a una educación pública de excelencia es el pilar de cualquier sociedad en el mundo, eso no es negociable en otras naciones de la Tierra y tampoco lo será aquí. Unámonos a la lucha de nuestros estudiantes, unámonos porque nuestros hijos y nietos puedan educarse en una universidad pública accesible y de excelencia.

Unámonos, porque un mejor Puerto Rico es posible y son nuestros estudiantes los que lo están sudando, luchando y construyendo. ¡11 recintos 1 UPR!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Otras columnas