domingo, 11 de junio de 2017

Desmistificando la estadidad

Hoy 11 de Junio de 2017 en Puerto Rico se vuelve a votar por un cambio en la situación política de la colonia. Un plebiscito lleno de controversias y en donde gran parte de la oposición política no participará. Independientemente de lo que suceda con este voto, es importante desmitificar los postulados sagrados del movimiento estadista. En mi opinión, pienso que la independencia es la única opción para el verdadero progreso y voy a usar el ejemplo de Estados Unidos para explicarles cómo la independencia política y la interdependencia económica de esa aclamada república es un modelo a seguir. Los principales argumentos de los estadistas son que la estadidad traerá más fondos federales, que tendremos 7 representantes en el congreso y que podremos votar por el presidente. Todo eso suena muy bien, pero hay que analizar esos postulados más a fondo.

Lo de más fondos federales es en gran parte falso ya que en la estadidad se tendrán que pagar impuestos federales que en la isla no se pagan en estos momentos. En las redes se difundió un vídeo en donde comparaba a Puerto Rico con el estado de Connecticut, en donde decían que este recibía 41 billones del gobierno federal. Lo que no dicen es que Connecticut paga 49 billones en impuestos y el gobierno federal le devuelve 41 billones, o sea al final del día Connecticut da más de lo que recibe. Al igual que Connecticut, hay otros estados económicamente estables que pagan más de lo que reciben del gobierno federal. El gobierno federal no regala fondos como muchos estadistas argumentan, ellos solo redistribuyen la riqueza de los estados. Los que reciben más de lo que pagan en impuestos son los Estados pobres del sur (Mississippi, Alabama, Luisiana, etc.) y dudo mucho que los estadistas aspiren ser como esos estados.

Lo de tener representantes y poder votar por el presidente me parecen cosas justas, pero también hay que tener claro que el poder votar por el presidente tampoco asegura que tengamos a alguien que represente los intereses del pueblo. Mira lo que pasó en las pasadas elecciones, Hillary ganó por millones de votos pero Trump es presidente porque el sistema electoral estadounidense no es verdaderamente democrático como el de otros países. Yo acá voté por Bernie Sanders, un socialista que si se enfrentaba a Trump barría el piso con él, pero algunos pollitos corruptos y tramposos del partido demócrata se aseguraron que Hillary fuera la candidata. Si creo que tener el voto es algo positivo, pero realmente mi voto en Texas, California o Puerto Rico no valdrá mucho al final del día, acá tiene más peso el dinero de grandes corporaciones que los votos de los ciudadanos.

Lo de salarios más altos en la estadidad también es falso, ya que son los Estados o las ciudades los que determinan el salario mínimo, los beneficios de los trabajadores en el sector público o privado, y también son los estados los que determinan cuánto en impuestos pagarán los residentes de los respectivos estados. Por ejemplo, en California y Nueva York el salario mínimo es más alto porque el costo de vida está por las nubes, por lo tanto los estados o ciudades tienen el poder de subir esos salarios. En otros estados los mínimos están iguales que en PR, pero tienen toda la libertad de subirlos si quieren, lo que pasa es que los empresarios en muchos estados, incluyendo a PR, le pagan muchísimo dinero a los políticos, los compran,  para que estos ni se atrevan a subir el salario mínimo que cobran una gran mayoría de personas.

En Puerto Rico pueden subir el salario mínimo a $9 o hasta $20 la hora si la cámara, el senado y el gobernador así lo determinan, pero lo que pasa es que los gobernantes les sirven a empresarios avariciosos que no quieren pagarles un salario justo y digno a los trabajadores. El gobierno federal solo se asegura que nadie cobre menos de $7.25, pero los federales no intervienen cuando los estados o ciudades deciden pagar más del mínimo a sus residentes. El argumento que utilizan muchos estadistas en donde hablan de mejores salarios en la estadidad es realmente un mito, ya que son los estados los que controlan los salarios mínimos y los beneficios que deben recibir los trabajadores. Tampoco se puede ocultar que hay estados con costos de vida más altos (Nueva York, California, Colorado, etc.) que tienen ingresos promedios más altos que estados con costos de vida más bajos (Kentucky, West Virginia, Arkansas, etc.) que tienen salarios promedios más bajos.

Tenemos que tener claro también que Estados Unidos es una república independiente que tiene toda la libertad de invertir en sus industrias y hacer tratados con todos los países del planeta y eso es lo que hace su modelo económico uno relativamente exitoso. El dinero que Estados Unidos invierte en su país se queda dentro de el para el beneficio de sus ciudadanos, y si EEUU invierte en otro país también se asegura de recuperar todo lo que invierten, con grandes ganancias en muchos de los casos. El gobierno de EEUU invierte fuertemente en sus industrias (socialismo corporativo) de agricultura, manufactura, biotecnología, energía y alta tecnología con subsidios (dinero del pueblo) para que las corporaciones puedan desarrollarse fácilmente y puedan destruir corporaciones menos subsidiadas en otros países.

En el caso de PR, vemos que en la colonia y en la estadidad no se invierte o invertirá en industrias nacionales públicas o privadas que puedan hacer de Puerto Rico un país más fuerte económicamente hablando.  En PR solo se promueve el mantengo corporativo,  que venga gente millonaria o compañías billonarias para que se establezcan y no paguen impuestos, con la excusa de que crearán empleos, pero los trabajos bien remunerados que prometen nunca se dan. Es por esa razón que pienso que la mejor herramienta para el desarrollo pleno de un país es la independencia política y la interdependencia económica, el modelo que utilizan los Estados Unidos de América  y más de 195 países en todo el planeta.

La independencia política no es destruir nuestra relación con Estados Unidos y tampoco es odiar a ese gran país.  Sin duda alguna se critican  fuertemente muchas de las medidas que toma el gobierno de los EEUU en contra de su propia gente y en contra de pueblos en otros rincones del planeta, pero se respeta y se aprecia a gran parte del pueblo estadounidense que pasan las mismas necesidades que la gente de Puerto Rico. La independencia política, el poder decidir nosotros mismos nuestro futuro, es tener mejores relaciones de interdependencia económica con Estados Unidos, China, Francia, Venezuela y el resto del planeta.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Otras columnas